¿Es rentable para mi empresa instalar una compactadora de residuos?

¿Es rentable para mi empresa instalar una compactadora de residuos?

La compactación de residuos es un recurso cada vez más usado por empresas de todos los sectores, que quieren gestionar sus residuos de la forma más cómoda y eficaz para sus equipos.

Por qué es rentable la compactación de residuos en tu empresa

Si te enfrentas cada día en tu negocio con un volumen de residuos cuya gestión supone tiempo y espacio, seguramente te estés planteando instalar un sistema de compactación de residuos. Lo primero que debes saber es que la compactación de residuos no es exclusiva de empresas grandes, con cientos de empleados y con grandes instalaciones logísticas o de producción.

Actualmente existen máquinas de compactación pequeñas y muy sencillas de instalar, que son la solución perfecta para pequeños establecimientos, almacenes, hoteles o incluso restaurantes. 

En Lean Compacting hacemos un estudio a medida para instalar la compactadora de residuos que necesitas.

Además, la mayoría de las máquinas de compactación están preparadas para diferentes materiales. En una única máquina podrás hacer compactación de cartón, envases PET, papel, textil o residuos orgánicos, entre otros. Pero si necesitas soluciones especiales para botes, neumáticos o cristal, también podrás encontrarlas.

Razones rentables para escoger una compactadora de residuos

1. Control más preciso de volúmenes en la gestión de residuos

La gestión de residuos es una obligación para las empresas, teniendo que separar y dar un uso a los residuos que asegure su correcto tratamiento. Estas tareas, a menudo se realizan con la participación de una empresa de gestión de residuos, que se encarga de los trámites de llevar los residuos a puntos de reciclaje o tratamiento. Si dispones de máquinas con las que compactar esos residuos antes de su gestión, aseguras una correcta separación de los mismos, pudiendo controlar los volúmenes de residuos emitidos y no depender de la información del gestor para este control.

2. Ahorra espacio de almacenamiento

Al compactar tus residuos, necesitas menos espacio para almacenarlos. Más espacio libre en tus instalaciones supone más rentabilidad por metro cuadrado, al poder dedicar más espacio a almacenar producto terminado o a máquinas de producción.

Por otro lado, en empresas con muelles de carga y descarga, supone liberar espacio que en muchas ocasiones está ocupado por contenedores. Con la compactación de residuos se eficienta el uso del espacio.

3. Ahorra traslados y simplifica operaciones

El desplazamiento interno de mercancía es una actividad que consume recursos, tiempo de los empleados y energía. Al deshacerte de los residuos compactándolos antes, consigues menos movimiento de personas o carretillas eléctricas, por lo que se reduce el consumo de energía en tus propias instalaciones.

4. Aumenta en seguridad de los empleados

Relacionado con lo anterior, si tus empleados hacen menos desplazamiento y uso de maquinaria pesada, se reducen las posibilidades de causar accidentes laborales. Por supuesto, lo principal es la seguridad de los empleados pero además, esta reducción también lo es de costes, bajas laborales y otras ineficiencias asociadas a los riesgos laborales

5. Reduce el consumo de energía

Una máquina compactadora de residuos tiene un consumo de energía muy controlado, por lo que el coste energético de compactar tus residuos es, comparativamente menor, por ejemplo, al de un camión que se desplaza desde tus instalaciones a un punto de reciclaje. 

6. Optimiza los centros de trabajo y distribución de tareas

Un reparto más óptimo de tareas supone tener al equipo más centrado en la producción o logística de producto acabado, reduciendo al mínimo los recursos destinados a la gestión de residuos.

Un aumento de la productividad redundará siempre en la cuenta de resultados.

7. Genera ahorros energéticos secundarios 

Cualquier proceso que se convierte en más eficiente, además, consigue otros ahorros adicionales, a veces no relacionados con la propia gestión de residuos.

Por ejemplo, en instalaciones climatizadas donde se deben sacar los residuos al exterior o a una sala no climatizada, la apertura frecuente de las puertas aislantes hace que se pierda parte de la energía destinada a la climatización de las instalaciones. Al compactar los residuos al lado de la línea de producción o almacenamiento, podemos conseguir que la pérdida climática sea mucho menor en la actividad diaria.

En Lean Compacting tenemos la máquina compactadora que mejor se adapta a tus necesidades. ¡Consúltanos!

Noticias relacionadas

Suscripción a newsletter LCC

Suscríbete a nuestro newsletter y recibirás cada mes en tu buzón toda la actualidad sobre el sector de la gestión y eliminación de residuos.