Cooperación internacional para la gestión de residuos

gestion de residuos un tema para la cooperacion internacional

Gestionar los residuos que se generan en todo el mundo es una medida eficaz para garantizar la salubridad de todos y la sostenibilidad del medioambiente. Se debe de destacar que el incremento de la población hace que la producción de residuos aumente en consideración, por lo que, atajar esta problemática es aún más urgente. Una de las mejores soluciones es la cooperación internacional entre todos los países para tratar los residuos y desechos que se generan. 

En Lean Compacting Company combatimos la producción de residuos de una forma eficaz, ya que disponemos de diversas máquinas compactadoras para gestionar diversos residuos como el papel, el cartón, el plástico, entre otros muchos más. Así que, si entre tus objetivos empresariales se encuentran reducir los desperdicios y contaminar menos, puedes poner en contacto con nosotros y te ofreceremos soluciones rentables y seguras para tu negocio. 

Así es la cooperación internacional para la gestión de residuos

La cooperación internacional para la gestión de residuos es un enfoque colaborativo entre países y organizaciones para abordar los desafíos relacionados con la generación, el manejo y la eliminación de desechos y desperdicios. Esta cooperación tiene como base la idea de que la gestión adecuada de los residuos es un tema global que requiere soluciones conjuntas y coordinadas.

Cuando se habla de gestión de residuos se suelen englobar varias actividades, como la  recolección, el transporte, el tratamiento y la eliminación de desechos. Pero, aunque esta serie de acciones parezcan simples y fáciles, en muchas ocasiones hay países que no pueden llevarlas a cabo porque carecen de la infraestructura necesaria y los recursos económicos. Así que la cooperación internacional y la ayuda mutua entre los países es crucial para resolver correctamente esta problemática. 

¿Y cuál puede ser la solución más inmediata?

Los países desarrollados pueden proporcionar apoyo técnico a otros países más desfavorecidos para fortalecer su capacidad institucional y construir infraestructuras adecuadas, las cuales ayuden a solucionar la excesiva producción de residuos. 

Entre las acciones que se pueden realizar destacan las siguientes: capacitación de personal, la transferencia de tecnología y la ayuda para el establecimiento de instalaciones de gestión de desechos. Asimismo, las ayudas económicas pueden beneficiar a los países en desarrollo en la creación de proyectos de gestión de residuos a gran escala.

Un ejemplo de cooperación internacional que contribuyo a mejorar la gestión de residuos fue el Convenio de Basilea. En este tratado se establece el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su forma de eliminación.  Su objetivo principal es proteger la salud humana y el medioambiente a través del control internacional de los residuos para, posteriormente, tratarlos y eliminarlos de una forma correcta. 

Los países que son parte del convenio colaboran para establecer estándares comunes, intercambiar información y proporcionar asistencia técnica y financiera a aquellos que necesitan ayuda para cumplir con sus obligaciones.

¿Te queda un poco más clara la importancia de tratar adecuadamente los residuos? Porque no solo nos beneficia a nosotros, sino que también, es un seguro para el futuro del planeta. Desde LCC podemos proporcionarte soluciones altamente eficaces para la gestión de los desechos y desperdicios que produce tu empresa, ponte en contacto con nosotros y te diremos cómo actuar de forma sostenible y eficiente. ¡Llámanos!

Noticias relacionadas

Suscripción a newsletter LCC

Suscríbete a nuestro newsletter y recibirás cada mes en tu buzón toda la actualidad sobre el sector de la gestión y eliminación de residuos.