Hidrógeno verde: El combustible del futuro

LCC-hidrogeno-verde

El Consejo Mundial del Hidrógeno ha hablado: para 2030, el hidrógeno verde puede convertirse en el combustible del futuro si su producción se abarata un 50%. Una opción que no solo conciencia a las industrias sobre una nueva forma de generar residuos, sino que conforma el nacimiento de un sistema amigable con el medio ambiente.

La demanda de energía aumenta cada año más, alcanzando en ocasiones el límite de muchas empresas o países. Esto ha generado la necesidad de reducir o eliminar ciertas fuentes no renovables y establecer recursos para energías limpias. Es aquí donde surge el hidrógeno verde como combustible, renovable y sostenible.

¿Qué es el hidrógeno verde y cómo se produce?

El hidrógeno es el elemento químico más importante y abundante de nuestro planeta, pues está presente hasta en un 71% de la superficie terrestre. Es muy sencilla su obtención, y por ello se utiliza como fuente de energía en miles de empresas e industrias. ¿Cómo, entonces, lo convertimos en un recurso completamente limpio?

El hidrógeno verde como combustible es aquel que se genera solo empleando energías renovables, como la eólica o la solar, lo que hace que aporte un nivel nulo de contaminación en el medio ambiente y sustituya a los conocidos combustibles fósiles.

¿Y cuál es el proceso por el que surge este nuevo sistema energético? Se trata de un tratamiento de electrólisis, en el que una corriente eléctrica descompone en electrodos las moléculas del agua en el oxígeno e hidrógeno.

¿Qué tipos de hidrógeno existen y por qué elegir el verde?

De la misma manera que encontramos este sistema de producción energética, la electrólisis, podemos identificar otros igualmente eficaces, aunque el nivel de contaminación se incremente. Los diferentes tratamientos, a su vez, dan lugar a distintos tipos de hidrógenos:

  • Hidrógeno azul, aquel que se crea mediante técnicas de captura y almacenaje de CO2, y que permite reducir las emisiones más perjudiciales del procedimiento.
  • Hidrógeno gris, es aquel que se crea en base a combustibles fósiles y que expulsa una mayor cantidad de CO2 al medio ambiente. No obstante, es el más utilizado debido a sus bajos costes.

La prueba de otros sistemas de producción más amigables con el medio ambiente ha dado lugar al hidrógeno verde, un nuevo tipo de combustible totalmente sostenible que no expulsa CO2 ni ningún otro elemento perjudicial al planeta.

Actualmente, las industrias consumen hasta 70 millones de toneladas de hidrógeno, del cual solo un 0,1% es verde, mientras que el resto se produce mediante carbón o gas natural. Esto quiere decir que estamos emitiendo altos porcentajes de dióxido de carbono al año, contaminando la atmósfera y, con ella, nuestro planeta.

El hidrógeno verde como combustible se convierte, de esta manera, en la mejor alternativa para sustituir los combustibles fósiles que dañan el medio ambiente y aceleran el cambio climático.

Usos del hidrógeno verde como combustible amigable con el medio ambiente

Ahora bien, ¿cuál es el uso que podemos dar a esta nueva energía para comenzar el cambio en el mundo? Podemos destacar, entre las múltiples opciones del hidrógeno verde como combustible, las siguientes:

  • Actúa como materia prima en las industrias química, petroquímica o metalúrgica, altamente contaminantes en la actualidad debido a su uso de combustibles fósiles.
  • Uso de electricidad y calefacción en los hogares, alcanzando la temperatura deseada por los inquilinos.
  • Combustible limpio para el transporte terrestre, marítimo o aéreo
  • Almacenamiento de energía para su reutilización más adelante.
  • Genera electricidad y agua potable, perfecto para utilizar en misiones espaciales o en espacios sin poblar.
  • Evolución de los coches eléctricos y sus beneficios para el medio ambiente como nueva forma de transporte.

Ventajas e inconvenientes del hidrógeno verde como fuente de energía

Cualquier avance y transformación en el mundo guarda ventajas y desventajas, y el hidrógeno verde no iba a ser menos.

Beneficios del hidrógeno verde

  • Eliminación de residuos contaminantes debido a que se trata de un combustible totalmente limpio y sostenible.
  • Utiliza recursos y sistemas renovables, como la energía eólica y solar (esto significa que es inagotable y podríamos disfrutar de ella sin limitaciones).
  • Por ende, reducción de la contaminación del medio ambiente y retroceso en el avance del cambio climático.
  • Fácil de transportar y almacenar, optimizando los procesos de uso y manejo. 
  • Se trata de una fuente de energía versátil, pues puede transformarse tanto en electricidad como en combustible para transporte o industria.

Desventajas del hidrógeno verde

  • El principal inconveniente del hidrógeno verde como combustible es que sus costes de producción son muy altos, lo que interfiere con los intereses de la mayoría de industrias.
  • A día de hoy, no existen leyes gubernamentales que regulen el uso de hidrógeno gris e impulsen la creación de hidrógeno verde, lo que dificulta en gran medida su llegada al mercado.

¿Estás interesado en el cambio en el mundo, empezando por tu industria? Mientras llega o no el hidrógeno verde como combustible a los hogares y principales sectores empresariales, tienes en tu mano la oportunidad de poner tu granito de arena: aplicar un plan de gestión de residuos o máquinas compactadoras para reutilizar tus residuos.

Si te estás preguntando cómo, puedes ponerte en contacto con LCC y te ayudaremos en todo aquello que esté en nuestra mano. Trabajamos para ti y para un planeta más sostenible y limpio. ¡Te esperamos!

Noticias relacionadas

Suscripción a newsletter LCC

Suscríbete a nuestro newsletter y recibirás cada mes en tu buzón toda la actualidad sobre el sector de la gestión y eliminación de residuos.