Cómo conseguir que los hoteles sean más sostenibles

Dentro de las aspiraciones de conseguir un planeta más acogedor y en el que la actividad humana provoque los menores daños posibles, se ha señalado a la industria del turismo como una parte importante, ya que su papel puede animar al resto de sectores a hacer cambios que impliquen un menor impacto al planeta.

Por supuesto, la industria del turismo no es ajena a esta reconversión necesaria. En concreto, la hotelería y otros alojamientos han sido señalados por la Organización Mundial del Turismo como responsables de hasta el 5% de CO2 global emitido por esta industria.

Así pues, la huella de carbono es el próximo caballo de batalla. Aunque en realidad, los hoteles de todo el mundo ya estaban aportando su grano de arena en hacer de los alojamientos un espacio con emisiones cero de carbono.

Ideas de los hoteles más sostenibles del mundo

Según la mayorista Expedia, el listado de los hoteles más sostenibles del mundo está encabezado por el Sandos Caracol Eco Resort, en Playa del Carmen, México. En su web podemos comprobar qué le hace tan eco-friendly, que incluye un reconocimiento de la prestigiosa organización Rainforest Alliance, que otorga a Sandos Caracol una verificación anual para reconocer al hotel como un verdadero resort ecológico:

  • Programas para el ahorro de energía y alternativas energéticas.
  • Programas para el ahorro de agua, incluyendo una planta de tratamiento de aguas residuales.
  • Programas y recipientes de reciclaje.
  • El programa “Planta un árbol” para que los huéspedes puedan conmemorar su estancia plantando un árbol nativo en el resort.
  • Programas de educación ambiental para nuestros huéspedes y colaboradores.
  • Huerta orgánica y sistema de composta en el resort que utilizan los restos orgánicos de nuestros restaurantes.
  • Estricta política de animales que beneficia a la fauna nativa que vive dentro del resort.
  • Vivero de flora endémica con programas de reproducción para las palmeras chit, guano y nacax, las cuales actualmente están en peligro de extinción

Otros hoteles de esta lista incorporan ideas que pueden ayudar al sector a adoptar posturas ecológicas y que reduzcan su impacto. Por ejemplo, el Nomad Hotel Roissy CDG de París ha cuidado al detalle su construcción para reducir el impacto ecológico del edificio, como sus alfombras, fabricadas con plástico reciclado. Pero también son un ejemplo por ofrecer descuentos a los usuarios por elegir opciones sostenibles como limitar la limpieza de la habitación, opción sin TV, aire acondicionado o no cambiar las toallas, entre otros. Con las opciones sostenibles, se puede reducir hasta un 40% el precio de la habitación.

Según el estudio WRAP de Green Steps en 2011, la comida era el principal residuo de los hoteles (37%), el papel un 18%, vidrio un 10% y plásticos densos, un 7%, entre otros. La gestión de los residuos de un hotel es básica para reducir su contribución al problema de los residuos, además de tener otras ventajas como el ahorro de costes.

Los viajeros, ¿listos para el cambio?

Los beneficios de un hotel sostenible no sólo son de mejorar la calidad de vida en el planeta, sino que suponen acercarse más a un tipo de cliente más preocupado por el medio ambiente y tal vez, un aumento en la rentabilidad del establecimiento.

Según el estudio ‘The greening of travel: embracing the responsibility’ de la consultora especializada en el sector turístico Skift, en 2019 el 53% de los viajeros estaban dispuestos a pagar más por productos que demuestren responsabilidad medioambiental, un 13% más que en el periodo anterior.

2021-05-27T16:34:39+02:00
This website uses cookies and third party services. Ok